Think.

THINK.

by Javi NO.

Yo no decidí nacer en València, ni decidí ser hombre, no decidí ser blanco, tampoco decidí nacer dentro de una familia de clase obrera en la que, con mucho o con poco, he tenido la suerte de ser feliz; yo, al nacer, no decidí nada.

Podría haber nacido en cualquier rincón de África, podría haber sido negro, podría haber formado parte de una familia sin recursos, podría haber pasado hambre; podría haber sido tan infeliz que la única esperanza de mejorar mi situación fuera arriesgarme a morir en el Mediterráneo, cruzándolo con mis compatriotas; pero no fue así.

No soy ajeno a las leyes, pero no puedo hacer otra cosa que ponerme en su lugar.

Todos tenemos sueños, preocupaciones, todos queremos una vida mejor, incluso nosotros, que lo tenemos todo.

Cómo no van a soñar con una vida mejor, ellos que no tienen nada. Alguien se ha parado a pensar como será su día a día para que su sueño sea arriesgarse a morir, arriesgarse a ser deportados, arriesgarse a dejar todo sin saber si habrá un mañana.

Como decía, yo no decidí nada, pero de haber nacido en su situación, seguramente hubiera decidido hacer lo mismo que ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s